En el eclipse del capitalismo

FEGARSPA S.A

FEGARSPA S.A

El dinamismo emprendedor propio de los mercados emergentes, ha ido reduciendo su productividad. Gracias a la ‘revolución tecnológica’ se redujeron los costes de los bienes y servicios que puedo brindar que, paulatinamente, van dejando de estar sujetos a las tiranteces del mercado, lo que me permite encontrar mejor entre los consumidores, los clientes apropiados; y en el mercado, mi cuota precisa. Menos, pero mejor.

La naciente ‘Internet de las cosas’, una infraestructura tecnológica nueva y extraordinaria, «nos habla a través de la red y de nuestros avanzados dispositivos; los edificios, los paisajes y los territorios nos hablan desde capas de información superpuesta, cogenerada en muchos casos por otras personas que la enriquecen semánticamente, gráficamente, audiovisualmente»; es ‘el eclipse del capitalismo’ que nos invita a formar parte del ascenso de un procomún colaborativo que se está dando en todo el mundo.

Un una economía híbrida —en parte capitalista y en parte procomún— con repercusiones de gran alcance para la sociedad y sus ciudadanos. Centenares de millones de personas ya transfieren partes de su vida económica al procomún colaborativo mundial: comparten automóviles, viviendas, prendas de vestir y otros artículos mediante redes sociales, sistemas de alquiler, asociaciones de redistribución y cooperativas, y todo ello con un coste pequeño o casi nulo. El capital social se vuelve tan importante como el capital financiero; la libertad de acceso triunfa sobre la propiedad; la sostenibilidad va desbancando al consumismo y la cooperación, a la competencia.

Y en esos nuevos escenarios, jugando un papel cada vez más especializado, personificado y personalizado como agregador de servicios y soluciones en red, prosperaré en la que se avecina. Me domina una gran incertidumbre pero no una visión pesimista del progreso; los desafíos sociales y ecológicos de nuestra época son un ambicioso escenario para el futuro a medio plazo; que abordo con buen ánimo.

¿Sobre el último libro de Jeremy Rifkin La sociedad del coste marginal cero? Ni siquiera recomendable abrazarlo si no se ha leído y comprendido bien La civilización empática (del mismo autor, 2010). El ser humano progresa reduciendo su egoísmo y ampliando su empatía y profesionalmente, cuando se es capaz de moverse entre lo que Kevin Kelly llama los valores generativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s