Cultura de participación

Una cultura de participación es una cultura en la que los criterios de expresión tanto artísticos como cívicos (o políticos) alientan a crear y compartir; en la que sus miembros consideran que sus contribuciones importan; en la que se dan grados de conexión social que hace que importe lo que los demás piensen de lo creado; y en las que participar es esencial, más importante incluso que si es a favor de un “sí” o un “no”. Pero la tentación de pensar que la participación, que la cultura de la participación, se dará naturalmente apunta tres razones para preocuparse: no todos tuvieron las mismas oportunidades de acceder; hay que entender cómo los medios afectan a la percepción del mundo; y, prepararse para pode tener un papel activo en esta sociedad, en este modelo, tan cambiante.

Expertos como Henry Jenkins, profesor del MIT, a quien llegamos gracias a Francis Pisani, hablaba sobre una serie de competencias y habilidades necesarias: abordar la solución de problemas como si fueran juegos; crear simulaciones y modelos dinámicos; apropiarse de contenidos digitales y usarlos mezclados con otros; trabajar colectivamente para aumentar las capacidades cognitivas y contribuir a la inteligencia colectiva; apreciar el valor y la credibilidad de las fuentes encontradas en la web; crear redes, seguir historias y relatos contados en variedad de medios; y negociar con las diferentes comunidades en relación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s