Archivos Mensuales: diciembre 2010

El rabino Ben Itzjak

Ben Itzjak, rabino

Ben Itzjak, rabino

“Todo este mundo es metáfora. ¡Lo increíble es que aún haya alguien que crea que este mundo existe! Este mundo es una sombra del de verdad. La duda es una fe sana. Una vida que no se piensa a sí misma no merece la pena ser vivida”.

–Ben Itzjak, rabino

Anuncios

Neuronas y universos

La imagen de la izquierda corresponde a una neurona, una célula de ratón. Mide unas pocas micras. A la izquierda de la imagen se ven tres neuronas (dos en rojo, una en amarillo) y sus interconexiones. Mientras tanto, en el Max-Planck-Institute for Astrophysics, en Alemania un equipo internacional de astrofísicos utilizaba una simulación informática para representar cómo podría ser el aspecto del Universo en crecimiento y expansión. En la imagen de la derecha se representa un gran cúmulo de galaxias (en el centro y en amarillo) rodeado de estrellas, galaxias y un montón de materia oscura (también conocido como “eso que no tenemos ni idea de qué es”). Cuando se ponen una junto a otra sorprende ver como dos fenómenos naturales tan tremendamente diferentes siguen patrones parecidos, comentaba David Constantine en el The New York Times (vía Microsiervos: Parecidos razonables).

Los Qualia

Término filosófico que define las cualidades subjetivas de las experiencias mentales. Por ejemplo, la rojez de lo rojo, o lo doloroso del dolor. Los qualia simbolizan el “gap” (hiato) explicativo que existe entre las cualidades subjetivas de nuestra percepción y el sistema físico que llamamos cerebro. Las propiedades de las experiencias sensoriales son no cognoscibles en la ausencia de la experiencia directa de ellas; como resultado, son también incomunicables. La existencia o ausencia de estas propiedades es un tópico calurosamente debatido en la filosofía de la mente contemporánea.

Los Qualia han jugado un rol importante en la filosofía de la mente. Hay un debate sobre la precisa definición de los qualia dado que varios filósofos enfatizan o deniegan la existencia de ciertas propiedades.

Por su parte, Daniel Dennett identifica cuatro propiedades que son comúnmente adscritas a los qualia: inefables; esto es, no pueden ser comunicados o aprendidos por otros medios diferentes a la experiencia directa; intrínsecos; esto es, son propiedades no relacionales, que no cambian dependiendo de la relación de la experiencia con otras cosas; privados; esto es, todas las comparaciones interpersonales de los qualia son sistemáticamente imposibles y, directamente o inmediatamente aprehensibles en la conciencia; esto es, la experiencia de un quale es saber que uno experimenta un quale, y saber todo ello es saber acerca del quale. Es importante notar que el quale no tiene el estatus de las propiedades observadas, las cuáles existen seguramente, pero podrían ser erróneas. En su lugar el concepto de qualia es el primero y el más dependiente de su propia definición, y la existencia de los qualia es predicada sobre la existencia de las propiedades que llenan su definición. Así si fuéramos a descubrir que existe una de tales propiedades como “qué es tener cierta experiencia” pero esta propiedad fuera conocible por otros, no sería un quale.